domingo, 22 de julio de 2012

Stella McCartney: 'Los atletas rinden más si les gusta su look'



Durante los preparativos olímpicos, mientras tomaba las medidas a los 900 deportistas británicos, Stella McCartney llegó a una convicción: "Al hablar con ellos, muchos me confesaban: Es muy importante que me sienta a gusto con mi imagen. Si me gusta mi 'look', rendiré más y mejor".
Todo esto lo decía la diseñadora británica antes de que estallara el clamor contra los arabescos de Bosco Sports y los uniformes de los deportistas españoles. En contraste, y con la rúbrica de Adidas, los atletas británicos no sólo están a la última sino que además van vestidos para ganar...
"No creo que los atletas sean distintos a nosotros en este sentido", recalca la diseñadora británica en una entrevista concedida a Yo Dona para la ocasión. "Creo que todos funcionamos por lo general mejor si vamos vestidos de nuestro agrado".
La presencia ubicua de Jessica Ennis, Andy Murray, Victoria Pendleton o Scot Chris Hoy, vestidos por Stella McCartney, simbolizan por igual el orgullo y el desafío del Team GB. Los atletas, los críticos y los británicos en general han cerrado filas alrededor de los rompedores uniformes, en las antípodas de la mofa y el escarnio que han provocado las camisetas españolas.
"He intentando llegar a la gente que habitualmente no se interesa por el mundo de la moda", asegura Stella. "Digamos que he buscado fundir la funcionalidad y la moda, que los atletas se sientan bien en sus cuerpos a la hora de competir, con esa sensación rabiosamente actual que tiene que trasmitir la ropa deportiva. Me vino muy bien toda mi experiencia anterior. La moda vive muy encerrada en sí misma; el deporte ha sido mi mejor puente con la realidad".
La diseñadora británica, es cierto, ha jugado en casa y con ventaja. Su inspiración directa ha sido la Union Jack, "una las banderas más bellas y reconocibles del mundo". A su manera, Stella ha desconstruido y reinterpretado la bandera... "Me he permitido romper la simetría, jugar con los colores, explorar muchas combinaciones".
La recepción, todo hay que decirlo, no fue del todo unánime. Algunos atletas se quejaron al principio de la presencia excesiva del azul, en detrimento del blanco y del rojo. Otros expresaron su temor a ser tomados todos por escoceses, o lo que es peor: ser confundidos con los franceses.
Pero la audacia y la modernidad han barrido finalmente a favor de Stella McCartney, alabada sobre todo por el triple saltador Phillips Idowu: "Con toda la audiencia que vamos a tener, hasta los pequeños detalles importan. Y la verdad es que adoro lo que Stella ha hecho con el diseño.La buena imagen es psicológicamente muy importante".
La última palabra la tiene el crítico de moda del 'Daily Mirror', Amber Morales, que no ha podido esconder su entusiasmo ante los diseños: "¿A quién le importa si es demasiado azul? Lo cierto es que Stella McCartney ha producido un estilo ganador".
Extraído de El Mundo (Carlos Fresneda)